Una vez más, como en cada ocasión en la que el Coro de Jóvenes de Madrid se embarca en un viaje en autobús, se ven caras de nervios y sueño en el Santiago Bernabéu. Esta vez, la aventura tenía por nombre “LI Certamen de la Canción Marinera”, en San Vicente de la Barquera. El comienzo del viaje ya pintaba bien, lo que nunca habríamos imaginado era lo que se avecinaba…

Salimos muy pronto la mañana del sábado 7 de julio y llegamos a la ciudad a media tarde, cerca de las 2pm. Lo primero que dijimos todos al llegar fue “¡Qué bonito es todo, por favor!”; efectivamente, como bien dice la canción <<San Vicente es la villa más bella>>. El autobús nos dejó en un punto de encuentro pero nuestro objetivo estaba en lo alto de una colina: La Iglesia de Santa María de los Ángeles, lugar de celebración del concurso; para cuando llegamos e hicimos la prueba de sonido, las caras ya eran de cansancio y hambre. La canción también dice <<con su mar, su marisma y sus puentes>>, pero se le olvidó añadir ese pequeño detalle sobre el relieve terrestre… Eso sí, mereció mucho la pena porque al terminar la prueba pudimos disfrutar de unas vistas únicas que, sin duda alguna, nos hizo sentirnos barquereños y barquereñas.  Así que, respiramos profundamente y nos subimos en la barca rumbo al mar de la música.

Pasada las primeras horas de la tarde los nervios y las ganas eran incontenibles, estábamos impacientes por cantar y entonces, nos dieron la señal: nuestro momento para darlo todo había llegado. Nuestra travesía por el concurso comenzó sobre “Dos olas” inundándonos de la magia que centenares de miradas desprendían. A mitad del viaje nos pillaba una tormenta de nombre “We beheld once again the stars”, y tras la tempestad nos despedimos de nuestra “barquera” sobre un mar de emociones.

Tras el concierto, los coros participantes en el festival pudimos disfrutar de una velada llena de comida y muy buena música. Gracias a cada uno de los presentes por los buenos momentos que pasamos juntos y los recuerdos que atesoraremos siempre. En especial, el Coro de Jóvenes de Madrid quiere agradecer personalmente la presencia de Javier Busto, puesto que durante la muestra coral tuvimos el gran honor de ser dirigidos por él mismo con una de sus obras. Muchos ya habréis adivinado cuál es: “A tu lado”, que da nombre a nuestro nuevo disco y que tiene un significado muy especial para todos los integrantes del coro.

El domingo, aún con la emoción y la alegría de lo vivido el día anterior, tocaba seguir navegando. Tras un buen desayuno y unos ejercicios de calentamiento para terminar de despertarnos nos presentamos de nuevo en el escenario; esta vez con “Nawba Isbahan: Cantos de boda” y “San Vicente de la Barquera”. Llegamos, disfrutamos, vivimos un fin de semana increíble; fuera cual fuera el resultado, lo habíamos conseguido, lo habíamos pasando en grande cantando y habíamos conseguido emocionar.  No necesitábamos más, pero San Vicente de la Barquera nos lo dio:

¡Primer premio y premio a la mejor interpretación de la canción marinera! ¿Podía ser mejor? Sí, lo fue ¡Premio del público! Estábamos desbordados de felicidad y tanta emoción acabó brotando en forma de lágrima cuando volvimos a interpretar “Barquera” en un ambiente más íntimo.

Fuimos con un sueño, una ilusión, y nos dieron algo mejor que cualquier premio, la gratitud. Con razón dice la canción… San Vicente, <<será imposible poderla igualar>>.

¡¡¡Gracias por lo vivido!!!